Transformación Digital, ¿la necesito?

Impulsando la TRANSFORMACIÓN DIGITAL


La transformación digital es la integración de tecnología digital en todas las áreas de una empresa, cambiando fundamentalmente la forma en que opera y brinda valor a sus clientes. También supone un cambio cultural que requiere que las organizaciones desafíen constantemente el status quo, experimenten y se sientan cómodas con el fracaso.


Seguramente se podrá encontrar diferentes definiciones, pero en general apuntan a lo mismo con diferentes palabras, o incluso distinto énfasis.

4 Pilares de la Transformación Digital

Entender qué es lo que necesita el consumidor actual en este entorno digital para ofrecer experiencias que den soluciones reales a sus necesidades. Las métricas pueden ayudarnos a conocer lo que opinan los consumidores de nuestra marca, con ello podríamos saber nuestras áreas de oportunidad y explotarlas.

Las empresas que capaciten, colaboren y ofrezcan beneficios digitales a sus empleados, harán de éstos colaboradores más productivos y preparados para dar frente a los constantes cambios digitales que surgen con esta transformación.

Este cambio implica un cambio de mentalidad en todos los integrantes de la organización

Hacer más ágil la forma de trabajo, automatizar los procesos que se realizan de forma manual y analizar a detalle las áreas de oportunidad que pueden replantearse para crear nuevos flujos de trabajo. Desde reorganizar quién debe hacer las cosas, cómo se deben hacer dichas actividades y qué es necesario esperar o no, para llevarlas a cabo. La idea es acortar tiempos y pasos en el proceso para llegar al resultado.

Vender digitalmente o mejorar digitalmente lo que se ofrece y el cómo se vende. Es decir, utilizar la tecnología para mejorar la oferta; poner los productos y servicios al alcance del cliente en la manera en que ellos quieren y si hacemos esto a través de aplicaciones o tecnología móviles, resultará más práctico para un cliente concretar la compra.

La transformación digital no es un monstruo, es algo con lo que convivimos a diario TODOS. Cuando compramos algo por internet, pagamos una cuenta on-line o simplemente vitrineamos en una tienda virtual. Estos son ejemplos cotidianos de empresas que han dado el paso y nos brindan sus productos o servicios. Pero detrás de lo visible hay cadenas de trabajo, de pensar el negocio de otra forma, de implementar y dar soluciones nuevas a los problemas de siempre.


Cada empresa debe analizar y decidir que esfuerzos realizar, no todos aplicarán en todos los casos, por lo que un buen análisis permitirá determinar cual es el conjunto de estrategias a implementar y tareas a ejecutar.

td

Transformación digital y el COVID

transformación.jpg

A inicios del 2020 muchas grandes empresas, y más aún las pymes, no tenían claro el camino o incluso lo ignoraban. La transformación digital era tema de revistas especializadas o de algún reportaje en la televisión. Con la nefasta llegada de la pandemia, muchas de estas empresas se vieron en la necesidad de reinventarse en cuanto a la forma de llegar a sus clientes. Sin querer ni darse cuenta, iniciaron su transformación.


Hoy, a un año de ese momento, los que mejor han soportado los embates de la pandemia son aquellas empresas que supieron adaptarse a las nuevas oportunidades que la tecnología les brindaba.


Mejoraron la forma cómo llegaban a sus clientes, muchas veces, nuevos clientes. La imposibilidad de salir a la calle forzó a las empresas a disponer de nuevas vitrinas para sus clientes, de nuevas formas de compra, de nuevas herramientas de logística y a usar un sinfín  de nuevas herramientas que les permitiera seguir atendiendo remotamente a sus clientes.

No sólo tuvieron que cambiar la forma de trabajar, fue necesario un cambio de forma de pensar, de ver la empresa, a los clientes, la logística y mucho más.


Si miramos hacia atrás, la mayoría de estas herramientas ya estaban disponibles: e-commerce, métodos de pago electrónicos, redes sociales, y me refiero a elementos digitales disponibles para todos, a alcance de todos, incluso pymes.


La pandemia fue, lamentablemente, la mejor publicidad para la transformación digital.


Así que si aún tiene dudas respecto a la necesidad de transformar digitalmente su empresa, creemos que la respuesta está ante sus ojos.